pyramid chart in 3d

Formador de formadores, una profesión para el presente y el futuro

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Avanzamos abril, un mes importante para afianzar el comienzo de la recuperación económica, especialmente en un aspecto, el empleo.

Estas esperanzas están puestas en la Semana Santa y en el turismo y este año no sólo por la afluencia de viajeros extranjeros sino también por el turista español, que por primera vez en muchos años volverá a crecer y dará un respiro económico a muchas zonas de España con empleos, temporales, pero que no dejan de ser empleos.

Todo ello se reflejará en las estadísticas de paro pero sin duda no en la medida necesaria, ya que la falta de trabajo en España también refleja una realidad social y es el problema de cualificación profesional. Buena parte del trabajador del formadores1sector turismo y más aún de la construcción tiene una formación mínima e insuficiente, que lleva a que si su sector entra en crisis tenga muy pocas probabilidades de reciclarse y encontrar otro empleo. Por todo ello, aún estando en un entorno nada favorable globalmente, el trabajador cualificado, con formación, tiene muchas más opciones de encontrar trabajo que el que no tiene.

Poniendo números a esta realidad, los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que sólo el 4,97% de los ciudadanos con un doctorado universitario está en paro, un 16,40% de los que tienen estudios universitarios superiores, un 26,33% de los que tienen estudios secundarios y por encima de la media actual de desempleo, los que tienen sólo estudios de primaria con un 39,85% y especialmente los que no tienen ningún estudio en los que se dispara la tasa hasta el 54,11%.

La importancia de estar formado

La consecuencia es clara, el primer paso para conseguir empleo es tener la formación adecuada para el sector en el que queramos desarrollarnos profesionalmente. El primer paso lo tenemos en la enseñanza reglada, ya tendamos hacia una carrera universitaria o a una Formación Profesional cada vez más especializada y focalizada hacia la salida laboral (comoformacion2 es el caso de la Formación Dual) pero después de ello el camino es muy largo.

Las innovaciones en técnicas y procesos son continuas, el paradigma de todo ello está en las nuevas tecnologías y en su aplicación a casi todas las profesiones pero se extiende a todo tipo de formación. Esto obliga a que terminada la enseñanza oficial sigamos continuamente formándonos y especializándonos. Tengamos en cuenta que estos nuevos procesos si se van incorporando a los nuevos “titulados” que se van incorporando al mercado de trabajo, por lo que de no hacerlo estaríamos en desventaja en ese aspecto que podría nivelar otros aspectos como la experiencia que se obtiene tras muchos años de esfuerzo.

Una oportunidad laboral

Esta realidad genera a su vez una gran oportunidad y es que para conseguir trabajadores más cualificados se necesita a su vez buenos formadores que trasladen estos conocimientos ya sea de manera externa en todo tipo de instituciones educativas como interna dentro de las empresas. Tener los conocimientos es importante, pero aún lo es más saber trasladar este marco teórico a la práctica de forma adecuada. El formador debe tener siempre una visión amplia de aspectos teóricos didácticos, organizacionales, y de planificación.

La formación es un proceso continuo en el que pueden intervenir como mediadores, no solo quienes profesionalmente tienen asignada esa labor sino otros especialistas que aportan su experiencia. Este enfoque multidisciplinar nos muestra el amplio campo de acciónpyramid chart in 3d de la formación y la importancia de quien la imparte, el formador. Por todo ello como hemos hablado es importante tanto las formaciones iniciales de carácter global o profesional como las formaciones continuas en el ámbito laboral. Es así como la formación va alcanzando nuevos marcos de actuación consagrándose su importancia en la empresa y en las organizaciones.

Este tipo de formación ha pasado de tener una función auxiliar dentro del departamento de personal, encuadrada en el nivel funcional de la organización, a entender la formación como una parte integrante e importante del Área de Recursos Humanos e igualmente ha pasado de estar cerca del nivel operativo de la organización a estar en el nivel estratégico de la misma.

Por todo ello, ser formador es una de las profesiones con mayor proyección en el futuro. Todo docente, en activo o no, que quieran dirigir su carrera profesional al diseño, desarrollo y evaluación de acciones formativas, ocupacionales o continuas encontrarán una gran oportunidad en este curso de Learning Training & Cloud de Formador de Formadores en el que entre otros aspectos conseguirás: conocer las competencias, funciones y habilidades docentes, identificar la tipología del alumno y aprender a actuar en consecuencia, conocer el proceso de enseñanza y aprendizaje, aproximarse al uso y diseño de medios didácticos, conocer las posibilidades del aprendizaje e-learning, aprender a utilizar, diseñar y evaluar  instrumentos de evaluación y aprender a diseñar y evaluar acciones formativas.

 

Toda una oportunidad de futuro que debemos aprovechar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *